En búsqueda de tu primer empleo

Una vez un gran amigo me dijo que "no hay nada peor que buscar trabajo". La afirmación anterior es una gran verdad, porque buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, pero nadie te paga por hacerlo, y  es un proceso del cual aprendés muy poco.
Terminaste la carrera, o estás por terminarla, sos joven (21-23, no dejes pasar muchos años sin trabajar) y creés que querés trabajar en... ¡PARÁ! ¿CREES? ¿Por qué creés lo que creés? (Redundante, lo sé.)
Algo fundamental para buscar empleo es primero conocerse bien a sí mismo, segundo investigar que implica cada posición.
Lo de conocerse a sí mismos lo resuelven con el psicólogo, el sacerdote o el rabino, hay buenos libros de auto ayuda también.
¿Cómo conocer la posición? Leer la descripción de la búsqueda, básico. Cuando la descripción dice, por ejemplo, "..capacidad de trabajar bajo presión..". No es un chiste, ni una frase pre-armada. Esa frase quiere decir que vas a tener que dar todo cuando las papas quemen. No los quiero asustar, pero es así.
Está bueno charlar con familiares, amigos, gente que esté en el tema. Pero que esté en el tema de verdad. No sirve preguntarle a alguien que no es del palo, porque la respuesta va a ser una guitarreada de oído.
A veces las posiciones piden imposibles, por ejemplo, "Contador hasta 23 años con 5 años de experiencia en cuentas a cobrar.". Si cumplís mas o menos con los requisitos recomiendo que mandes el CV igual. No hay que abusarse porque puede resentir la relación con el analista de recursos humanos encargado de la búsqueda.
El CV o Curriculum Vitae, tiene que ser un anticipo de lo que sabés. Pero en la entrevista, y con una carta de presentación que se puede anexar junto con el CV, tenés que contar quién sos, que es lo que querés y que podés dar. En mi experiencia, la gente de recursos humanos no lee los CVs. Por eso la mejor oportunidad para venderte es con el relato.
El relato debe ser verdadero, aunque no está mal echarle sal y pimienta. Hay gente que cuenta cuentos, parece que los sacan de un libro. El más común es sobre deportes, porque no tienen experiencia laboral pero sí de haber practicado un deporte en equipo, lo cual implica sacrificio, esfuerzo y trabajo en equipo. Hasta ahí bien, pero cuando entramos en el terreno de "soy el capitán del equipo, me encargo de motivarlos y de que funcionemos como uno...es por eso que logramos ganar..". Dios,.. si supieran a la cantidad de "capitanes" que conocí en entrevistas grupales, pero claro quien les hable nunca fue muy deportista aunque tengo el criterio suficiente para darme cuenta cuando alguien miente descaradamente. Es obvio que esa historia a mí nadie me la creería.
En las dinámicas grupales no te aísles, pero tampoco seas denso y quieras dominar. A nadie le gustan los mandones.
Si te toca un psicotécnico, relajate y seguí las indicaciones. Te aseguro que la mayoría de los psicólogos no muerde.
El aspecto debe estar de acuerdo con las circunstancias. Si desconocés como viene la mano, en mi opinión es mejor pecar de formal. Y sí podés sonreí.
Las aspiraciones, ese es otro tema. Hace unos años se corría la bola de que los egresados de universidades de primera línea, salían con un cargo de gerente asegurado. Esto sólo puede ser verdad si quien te da los "galones" de gerente es uno de tus padres. Por favor, no crean esas historias. Tampoco crean que tal o cual título de tal o cual universidad te asegura algo. No hay nada seguro.
El salario debe estar de acuerdo a tus estudios y experiencia. No tiene sentido aceptar un salario bajo y pretender negociarlo estando adentro. Es mejor negociarlo antes. Por este motivo hay gente que dura un mes, una semana o incluso menos en un trabajo. Eso está muy mal visto, yo no contraría a alguien que duró una semana en su último trabajo, habla de una gran falta de compromiso, o peor de inteligencia. Deberías tener un número en mente, y no conformarte con mucho menos porque después puede que te arrepientas. Tampoco esperes ganar una fortuna. Este es otro punto sobre el cual deberías investigar.
¡Buena suerte! ¡Bienvenido al mundo laboral!


Comentarios