martes, 17 de marzo de 2015

Un CV modelo

Hace unos días me pidieron que revise el Curriculum Vitae de un joven estudiante, luego de ayudarle se me ocurrió el post de hoy.
Tener muchos años en el mercado laboral no garantiza tener un CV bien estructurado. En lo personal, he tenido la suerte de haber contado con gente que me ha ayudado a armar un CV eficaz. No es que yo sólo lo crea, sino que me han elogiado el formato de este documento cuando lo he tenido que presentar.Ahora es mi turno de pasar lo que se me ha dado. 
A continuación les presento un simple bosquejo para que vean la estructura.
Con ustedes, el CV de Juan Pérez:


Lo primero es lo primero, la foto. Este detalle puede variar según el país. Hay lugares del mundo que por cuestiones de discriminación racial no se utiliza. En Argentina no presenta un problema. Eso sí, la foto debe ser adecuada, en lo que respecta a nitidez, antigüedad, estado, apariencia y vestimenta. Por favor, evitar fotos playeras, bolicheras, etc.

Los datos personales y de contacto, merecen ser revisados dos veces. Recomiendo ingresar la dirección del perfil de LinkedIn.com (aquí pueden tener cargado un CV con mayor nivel de detalle) y la de Skype, esta última especialmente para búsquedas internacionales.
Evitar utilizar cuentas de mail creadas a los 12 años, esas que dicen algo como goku1989@hotmail.com o apachebostero@mixmail.com. Idealmente, utilizar una cuenta que se relacione fácilmente con el nombre y no sea complicada. Cuando los apellidos son largos o complicados, mejor, recortarlos.

Educación o formación, aquí se deben enumerar los estudios cursados. Del más actual al más antiguo. No poner el colegio, hasta el jardín de infantes... Hay gente que incluye el colegio cuando es una institución muy reconocida o de élite.
Si el promedio es relevante, se puede poner al lado. La fecha puede ir a la izquierda o a la derecha. No siempre es necesario poner las fechas como rango, es decir, entre paréntesis. Recomiendo evitar esto especialmente si la cursada de una carrera de grado duró, por ejemplo, 12 años. Si aún se está cursando se puede poner "Al presente" como fecha de finalización, bien poner una fecha de finalización y al lado aclarar "(Esperado)".
Los certificados de idiomas expedidos o avalados por instituciones relevantes pueden ir aquí, como el FCI, CAE y CPE de la University of Cambridge. Esto cuenta para certificaciones como puede ser la de PMO, CFA o FRM, por nombrar algunas.

Experiencia laboral, tal vez lo más importante en la mayoría de los casos. La estructura es simple: fecha, cargo, empresa. Cuando se creció mucho en una misma empresa conviene ir generando una línea por cargo. Debajo, en letra sencilla, detallar las tareas y responsabilidades.

Idiomas, aquí se pueden listar simplemente los idiomas que uno maneja y que nivel posee. Evitar ser redundantes, por ejemplo, poniendo "Español" si el CV está en este idioma y se es de un país hispano hablante.

Méritos, incluirlos si existen. Diplomas o medallas al mérito, premios por publicaciones, etc.

Conclusión, el CV debe ser claro, breve y estar bien estructurado. No superar la carilla en el caso de los jóvenes profesionales, ni dos carillas los más experimentados.
 Hacer uso de los espacios para que la información quede bien distribuida en la hoja. Letra negra, fuente sencilla, negrita y cursiva cuando corresponda.
Puede ir acompañado de una carta de presentación, también denominada cover letter, en la cual se puede relatar la trayectoria y objetivos. Revisalo muchas veces. Una buena opción es convertirlo a formato pdf.

El CV ya lo tenés, ahora preparate para la entrevista. ¡Buena suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario